Cómo sacarle el máximo provecho a tu crucero

Consejos para sacarle el máximo provecho a tu crucero

Consejos para aprovechar tus vacaciones de crucero al máximo

Hacer un crucero es una experiencia totalmente diferente a cualquier otra forma de viajar. En realidad, hacer un crucero es diferente a cualquier otra forma de vacacionar, es algo único.

Estás allí, en medio de la nada, en el barco, entre olas, la naturaleza, la exuberancia del mar, acompañado de una variedad de personas de múltiples nacionalidades, todos compartiendo esta maravillosa experiencia. 

Cuando estás allí, entre cócteles, espectáculos, bailes, música en vivo, se te olvida que lejos de ti la vida sigue su acelerado ritmo.     

Un crucero es una experiencia que debe vivirse aunque sea una vez en la vida. Viajar en crucero debería estar en la lista de metas de todas las personas.  

Si vas a hacer un crucero próximamente, mereces disfrutar de esta experiencia al máximo y para ello debes asegurarte de sacarle todo el provecho a tu travesía.  

Cómo sacarle el máximo provecho a tu crucero

como sacarle el máximo provecho a tu crucero,

Estás de vacaciones, así que relájate y disfruta al máximo todo lo que tu crucero te ofrece!

Planifica tu día

En un mega barco del tipo Royal Caribbean tienes tanto para hacer a bordo, que es muy difícil que en una travesía – así sea de 7 días – logres conocer todas sus instalaciones y participar en todas sus actividades.

Por eso es que te aconsejo que planifiques muy bien lo que vas a hacer cada día. Si te organizas bien, podrás participar en la mayoría de las actividades a bordo, de manera que puedas pasar de una actividad en un sector del barco a otra en otro sector, o si lo prefieres, puedes simplemente descansar y relajarte en el spa, jacuzzi o solarium.

[ Lee también: Ovation of the Seas de Royal Caribbean ]

Evita marearte

Una pregunta que me realizan constantemente todos aquellos que se enteran de mi afición por viajar en crucero, es si el barco se mueve mucho y si no he pasado malos ratos debido al mareo.

Las grandes líneas de cruceros como Disney Cruise line, Carnival  o Royal Caribbean, tienen grandes embarcaciones que debido a su tamaño se mueven muy poco con las olas. Además, estos barcos están diseñados de manera tal que los movimientos apenas sean percibidos por los pasajeros.

Sin embargo, en algún momento de la travesía puede que el barco se mueva un poco más de lo normal, así que si eres propenso a marearte, te aconsejo que lleves contigo algún medicamento para el mareo como Dramamine o Bonine.

De cualquier manera, si te sientes mareado y no tienes tu pastilla para el mareo, puedes solicitarla en el front desk del barco.           

 [ Lee también: Cómo evitar el mareo en un barco  ]

Explora los puertos donde el barco hace escala

En un crucero te desplazas por diversos puertos, que casi siempre son destinos turísticos por excelencia. Explorar y recorrer estos destinos es una de las experiencias más excitantes de hacer un crucero.

Cada puerto de escala tiene sus propios sitios de interés turístico, así que procura averiguar todo lo concerniente al destino hacia el cual te diriges.

Las principales líneas de cruceros organizan excursiones y paseos en los puertos de escala, y aunque algunos son un poco costosos, tienes la ventaja de que son respaldados por la misma empresa en la que viajas.

Sin embargo, si no deseas hacer el tour de la línea de crucero, puedes contratar el servicio de alguna de las agencias turísticas que con seguridad encontrarás en el puerto de escala, tan sólo asegúrate que sea una empresa seria que no te vaya a prometer una cosa y luego te salga con otra.   

[ Lee también: ¿Cuál es el precio de las excursiones en tierra? ]

Aborda el barco lo más pronto que puedas

Si vives lejos del puerto de salida, haz lo posible por llegar un día antes del embarque y reserva tu vuelo de regreso lo más tarde que puedas. De esta manera, si se presenta algún retraso o imprevisto no afectará el inicio o final de tus vacaciones. Una vez que tengas la fecha de salida y llegada de tu crucero, investiga cómo te transportarás desde y hacia el puerto.

Trata de embarcarte bien temprano, así podrás revisar con tiempo tu habitación y comprobar que todo esté en orden, de manera que si requieres de algún cambio o arreglo puedas hacerlo con suficiente antelación.

Además, abordar temprano te permite dar un paseo alrededor del barco y detallarlo con calma antes de que llegue el gentío.  

Sal de la cabina

Un crucero tiene muchísimas atracciones, por eso es importante que prestes atención hasta el mínimo detalle. Aunque te alojes en la suite más cómoda y costosa, procura pasar poco tiempo en cama y más tiempo en las distintas instalaciones de la nave.   

Observa con detenimiento cada detalle del barco, utiliza las escaleras y verás obras de arte que quizás puedan pasar desapercibidas si no tienes ojo avizor, observa los detalles en el techo y paredes de los distintos salones, acude al gimnasio, spa, etc. observa la excepcional vista que te ofrece el mar en toda su amplitud, los destinos a los que te diriges, etc.  

Recuerda levantarte temprano el día que el barco llegue al puerto de escala y aprovecha de conocer lo más que puedas, porque estos recuerdos son los que llevarás toda tu vida.

Por cierto, no olvides regresar una hora antes de la hora señalada, no vaya a ser que por andar maravillado con todas las bellezas del puerto vayas a perder el barco.

[ Lee también: ¿Qué pasa si pierdo el barco? ]

Además, planifica cada día y organiza tus actividades para que puedas sacarle provecho a todas las actividades a bordo.

banner-cruceroalegre

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *