Mitos Sobre Viajar En crucero

Hacer un crucero es algo sencillamente genial

Hacer un crucero es algo sencillamente genial

¿Tienes miedo de hacer un crucero?

Si no has estado en un crucero antes, es muy probable que hayas escuchado (y te hayas creído) más de un cuento relacionado a los cruceros. Desafortunadamente, muchas de las cosas que se dicen sobre los cruceros no son más que mitos que no son para nada ciertos.

Antes de embarcarte en tu primer crucero, es importante que sepas lo que es el mito y lo que es realidad. Los siguientes son los mitos más comunes que se dicen en relación a los cruceros.

¿Crees que los cruceros no son tan buenos como dicen?

Todo el mundo tiene su opinión sobre los cruceros. Algunas opiniones son buenas y otras son mejores todavía. Pero también hay opiniones negativas, que, por lo general, son percepciones erróneas de personas que nunca antes han hecho un crucero.

Por eso, en este artículo quiero hablarte sobre los mitos más comunes sobre los viajes en cruceros.

Mitos sobre viajar en cruceros

Mito núm. 1: Los cruceros son demasiado limitantes

En la actualidad, los cruceros son algo apoteósico. Los barcos modernos ofrecen un sinfín de instalaciones a bordo, como gimnasios, spas, restaurantes, bares, discotecas y tiendas de todo tipo. Existen barcos inmensos con bulevares del tamaño de dos campos de fútbol, teatro de cinco pisos, comedor de tres niveles y canchas de baloncesto de tamaño oficial. Con tantos espacios para conocer y deambular, llegará un momento en que se te olvidará que en realidad estás navegando en medio del océano.   

Mito núm. 2: Viajar en crucero es aburrido

Nada que ver. Son tantas las actividades que tienes a bordo y en los puertos de escala, que no tendrás tiempo de aburrirte durante la travesía. En un crucero tienes shows en cubierta durante el día, actividades programadas con la tripulación, espectáculos nocturnos al estilo Broadway, discotecas, bares, casinos, en fin, hay algo para cada quien. Pero la diversión no está sólo en el barco, recuerda que tu crucero tiene como destino algunos de los mejores sitios turísticos del mundo, donde tendrás mucho que ver y emocionantes aventuras para vivir.

Si quieres tomar un crucero con el fin de relajarte y olvidarte del mundo, pues, déjame decirte que tu barco está equipado con los mejores y más modernos centros de relajación y spa, donde puedes disfrutar de masajes con piedras calientes, baños de vapor, jacuzzis, sauna y tratamientos faciales que te dejaran como nuevo.       

Mito núm. 3: En un crucero lo único que se hace es comer

Desde que los cruceros existen, se han caracterizado por ofrecer sorprendentes delicias culinarias en sus comedores y restaurantes, pero, comer no tiene que ser la única actividad que realices una vez que estés  a bordo. En un crucero puedes practicar diversas actividades físicas que te harán mantenerte en forma, como escalar un muro de piedra, jugar baloncesto, mini-golf, tienes una pista de trote al aire libre y clases de fitness, como pilates, yoga y spinning. Además tienes un menú especialmente elaborado para aquellas personas que siguen una dieta baja en calorías y grasas.

Mito núm. 4: Los cruceros son muy costosos

¿Te parece caro un crucero? ¿Comparándolo con qué?

¿Te has tomado la molestia de comparar unas vacaciones en un resort en relación a un crucero? Recuerda, cuando se toman unas vacaciones en tierra, hay muchos gastos implícitos, como pasajes aéreos, hoteles, comidas, meriendas, taxis, y diversión, por nombrar sólo unos pocos. Cuando tomas un crucero, pagarás un sólo precio que te incluye todas las comidas, la diversión, traslado a diferentes puertos de escala y actividades a bordo. Si sacas la cuenta, verás que un crucero es mucho más económico que cualquier resort u hotel, así sea todo incluido.  

Mito Núm. 5: Las paradas en los puertos son muy cortas y casi no se hace nada allá

Los cruceros se adaptan a las necesidades de todos. Puedes elegir itinerarios que incluyan pernoctar en el puerto, o uno que tenga menos días en el mar y más paradas, o uno que tenga muchos puertos de escala. Es tu elección y eres tu quien planifica tu viaje. Además, las líneas de cruceros ofrecen interesantes paseos y excursiones en los puertos donde el barco hace escala. 

Mito Núm. 6: Los cruceros no son para gente como yo

Si te gusta viajar, conocer nuevos mundos y ser atendido a cuerpo de rey, entonces un crucero es ideal para ti.

Mito Núm. 7: Los niños se aburren en un crucero

Los niños, al igual que los adolescentes y adultos tienen muchísimas opciones de diversión a bordo de un crucero.  Las líneas de crucero tienen programas recreativos que están acordes a la edad de los niños, es decir, los pequeños se agrupan con otros niños de su misma edad y allí realizan distintos tipos de actividades que estimulan su creatividad y los divierten.  Y para los adolescentes, hay salones y clubes, diseñados especialmente para ellos, donde comparten con jóvenes con sus mismos intereses y disfrutan escuchando música, jugando videos o viendo películas.

Mito Núm. 8: En un crucero hay que ser demasiado formal

¡Para nada! Si eres del tipo casual, y lo que deseas es descansar y andar todo el día en shorts, puedes hacerlo tranquilamente. Los barcos tienen sus noches formales en el comedor, pero son opcionales, si no quieres acudir allí y prefieres comer en otro comedor, lo puedes hacer tranquilamente. Muchas líneas de cruceros ofrecen restaurantes casuales en los cuales el comer no es un acto formal, sino que por el contrario, el ambiente se presta para hacer del momento de la comida algo muy relajado.  

Mito Núm. 9: En los cruceros sólo viajan ancianos jubilados

Mucha gente cree que los únicos que viajan en crucero son personas de edad avanzada, ya que están jubilados y tienen el tiempo y el dinero para irse de vacaciones en barco.

Esto no es cierto en lo absoluto, ya que muchas de las personas que viajan en cruceros son bastante jóvenes, que encuentran en los cruceros una gran variedad de actividades en las cuales pueden participar, actividades que, dicho sea de paso, las hay también para niños y personas de edad avanzada. Es decir, en un crucero hay entretenimiento para todas las edades.   

Mito Núm. 10: Es mejor esperar hasta el último minuto para conseguir un mejor precio

Muchas personas han escuchado el mito de que si se espera para reservar el crucero en el último minuto se consigue un mejor precio. Esto está muy lejos de ser verdad, ya que en realidad los que primero reservan son los obtienen las mejores ofertas.  

Mito Núm. 11: Los cruceros son “absolutamente” Todo Incluido

Algunas personas piensan que cuando pagan por un crucero, está absolutamente todo incluido y no tendrán que pagar nada más. Lamentablemente, esto no es cierto.

Claro está, aunque la cabina y la mayor parte de las comidas están incluidas en el precio del boleto, las bebidas, comidas en restaurantes de especialidades y otros artículos, no están incluidos y tendrás que pagar por ellos.

[ Lee también: Lo que no se incluye en un crucero todo incluido ]

Mito Núm. 12: Los cruceros son peligrosos

Mucha gente se imagina el Titanic cuando piensan en cruceros, y hay muchos que de verdad piensan que los cruceros son muy peligrosos. Los cruceros en la actualidad son bastante seguros y se puede disfrutar a bordo sin preocuparse por terminar como Jack y Rose.

Los barcos tienen que seguir un gran número de regulaciones que salvaguardan a los pasajeros y a los miembros de la tripulación. El mayor riesgo para un crucero no es que se hunda como el Titanic, sino que se queme, por eso, cuando se trata de seguridad contra incendios, los barcos operan bajo las normas internacionales conocidas como Seguridad de la Vida en el Mar (SOLAS por sus siglas en inglés).

Mito Núm. 13: Te la vas a pasar mareado toda la travesía

Algunas personas no se atreven a tomar un crucero porque piensan que no van a disfrutar de sus vacaciones en alta mar porque se la pasarán mareados. En realidad es muy poco probable que te marees, porque los barcos actuales están diseñados para ser muy estables, y por tanto se percibe muy poco el movimiento del mar.

[ Lee también: Cómo evitar el mareo en un barco ]      

¿Sabes lo que en realidad es un crucero?

Un crucero es un hotel 5 estrellas flotando en el mar, con todo aquello que ofrece un resort y más. La gran ventaja de un crucero con respecto a unas vacaciones normales, es que las molestias se eliminan por completo. En un crucero no tienes que preocuparte por preparar comidas o comprar entradas para espectáculos, tampoco tienes que andar corriendo de aquí para allá haciendo conexiones de vuelo, ni tienes que empacar y desempacar cada vez que llegas a un destino, porque en un crucero tu hotel viaja contigo.

El precio de tu boleto incluye el alojamiento, todas las comidas y meriendas, actividades, fiestas, diversión y el disfrute de todas las instalaciones,  además, de  un emocionante paseo por algunos de los lugares más encantadores del mundo.

Sólo el año pasado aproximadamente siete millones de personas disfrutaron de un crucero de vacaciones, entonces, cuando se suman todas las ventajas, es fácil saber por qué las vacaciones en cruceros cada día son más demandadas.

En conclusión, cada día, más y más personas están descubriendo los placeres de los cruceros “todo incluido”. Cada vez los grupos que acuden a pasar sus vacaciones en barco son más diversos, ahora tenemos cruceros familiares, para solteros, para recién casados, segunda luna de miel o renovación de votos matrimoniales.  

No te dejes llevar por mitos, de todos los tipos de vacaciones existentes, los cruceros tienen el mayor porcentaje de clientes satisfechos. Por eso no es de extrañar que cada vez más personas estén tomando vacaciones en crucero como nunca antes. Y una vez que le agarran gusto al crucero, acuden una y otra vez.

Otros temas que también pueden interesarte:

Aquí te dejo un vídeo con 5 tips que debes tomar en cuenta para tu próximo crucero:  

banner-cruceroalegre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *