¿Qué pasa si pierdo el barco?

que-pasa-si-pierdo-el-barco

¿Qué sucede cuando llegas tarde y el barco se va sin ti?

Como bien sabes, uno de los mayores atractivos de hacer un crucero es que en un mismo viaje puedes conocer dos, tres o más sitios turísticos, ya que el barco hace escala en distintos puertos.  

Puedes bajarte en todos estos puertos y darte un paseo por los alrededores y conocer la cultura local, la gente, su comida y sus tradiciones.

Pero si hay algo que debes evitar a toda costa es llegar tarde al muelle cuando tu barco está a punto de partir.

Si ya has viajado en crucero anteriormente, seguramente habrás notado en el muelle algunas personas corriendo con prisa hacia el barco justo antes de que éste zarpe.

Sucede en casi todos los cruceros, y aunque casi siempre la gente llega a tiempo, de vez en cuando alguien se queda en el muelle viendo como su barco se aleja.

El barco tiene como norma salir en el horario previsto, y no esperará por nadie. La excepción a esta regla es cuando estás haciendo una excursión organizada por la línea de cruceros, en este caso, si vas con retraso el barco esperará.

Por lo general, las excursiones realizadas a través de una tercera parte procuran llegar con tiempo suficiente para que no pierdas el barco. Los lugareños saben a qué hora salen los cruceros, y lo último que quieren es que sus clientes lleguen con demora.

[ Lee también: ¿Cuál es el precio de las excursiones en tierra? ]

La mayoría de los pasajeros que pierden el barco lo hacen porque se entretienen con todos los atractivos del lugar y se les pasa el tiempo sin darse cuenta, y cuando se percatan que la hora de partida del barco está cerca, es demasiado tarde.  

¿Qué pasa con aquellos pasajeros que pierden el barco?

Éste es el procedimiento que las líneas de cruceros siguen cuando un pasajero no llega  a tiempo a bordo y el barco está a punto de salir del puerto:

Si un pasajero no se encuentra a bordo en el momento de la salida programada, será llamado por el megáfono para estar seguros que no haya embarcado sin chequearse con su tarjeta de crucero. Si no hay respuesta, después de cinco minutos harán otro llamado por los parlantes.

Si la persona no responde ni se sabe nada de él, un miembro del servicio de huéspedes acompañará a un oficial de seguridad hasta la cabina del pasajero para ver si éste se encuentra allí.

Si no lo encuentran, abrirán la caja fuerte con una llave maestra para buscar su pasaporte (la mayoría de los pasajeros colocan sus documentos personales en la caja fuerte). Si no encuentran el pasaporte, el barco asume que el pasajero lo lleva consigo.

Si encuentran el pasaporte, se lo entregan a un agente de la línea de crucero (hay un agente destinado en cada puerto) para que se lo dé al pasajero cuando éste llegue al muelle.

El pasajero necesita su pasaporte para poder tomar un vuelo internacional que lo lleve al próximo destino del barco, donde podrá embarcar de nuevo.

Debido a que el retraso fue por culpa del pasajero, éste deberá asumir los gastos de alojamiento y los vuelos que requiera para alcanzar el barco.

El agente de la línea de cruceros lo ayudará a conseguir un vuelo y un hotel. Pero no le puede garantizar un buen precio, ya que los vuelos internacionales de última hora suelen ser bastante caros.

Al mal tiempo buena cara

Si el barco te deja, recuerda: ¡todavía estás de vacaciones!

Hay un dicho que dice:

“Si la vida te da limones, aprende a hacer limonada”   

Si ya no puedes hacer nada, lamentándote no mejorarás tu situación, así que lo mejor que puedes hacer es aprovechar la oportunidad de conocer el lugar donde te encuentras, que con seguridad debe ser un sitio con muchos atractivos turísticos.

¿Varado en el puerto en medio de la noche?

Esta es tu oportunidad de experimentar la vida nocturna que no puedes disfrutar porque los cruceros por lo general zarpan al atardecer.

Puedes darte gusto paseándote por los distintos sitios nocturnos, esto es algo que los pasajeros del barco no podrán hacer y de lo cual podrás presumir una vez que regreses a bordo.  

Mi consejo es que siempre planees volver al muelle por lo menos una hora antes de la hora de salida del barco. Esto te permite que, ante cualquier retraso inesperado puedas llegar a tiempo  y no te quedes en el muelle viendo como tu barco de aleja sin ti.

[ Lee también: ¿Qué es lo primero que debes hacer apenas abordas tu crucero? ]

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *